Seguinos

HOLA, ¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

Opinión

PARANÁ: VARISCO, HALLE, OSUNA, BAHL, ¿TODOS NARCOS? – Opinión por Pablo Ceccarelli

Etienot - Frigerio - Varisco - Narcos

Francisco Uranga, un desarrollista con pasado familiar en la UCR, escribió una escuálida columna de opinión en el sobrevalorado Análisis, el pasquín de Daniel Enz, el único periodista de investigación que conozco que no conoce ni siquiera los barrios de Paraná. En el escrito, digno para el medio donde se publicó, asegura que Sergio Varisco murió como narco aunque haya pertenecido al partido político del que él se considera referente; es por ello que voy a emitir algunas opiniones, correcciones y apreciaciones que tal vez provoquen ira en algunos nombrados, reflexión en los lectores y un interesante debate en el ámbito académico.

En los primeros años de los ’90, la FATPREN (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa) junto a la FIP (Federación Internacional de Periodistas), realizan el Primer Seminario de Periodismo de Investigación en Argentina, cuya sede fue un salón de conferencias de la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca. Allí pude conocer al expresidente Raúl Alfonsín quien fue una de las personalidades a las que primero entrevisté en mi carrera que ya cumplió 30 años. Éramos los primeros 30 o 40 periodistas de investigación del país y nos habían alojado —con los gastos pagos— en el Hotel Italia; yo era uno de los más jóvenes y tal vez por ello, Alfonsín me dijo: “hijo, mañana desayuná conmigo y te doy una entrevista exclusiva, a las 9:00”, mientras miraba al ‘petiso’, su Jefe de Seguridad.

TAMBIÉN PODÉS LEER:   LA BULLRICH QUIERE ENTREGAR LAS MALVINAS A CAMBIO DE VACUNAS DE PFIZER

Entre los compañeros periodistas, se encontraba el Jefe de Informes Especiales y de Investigación del diario El Territorio de Misiones que desde hacía años investigaba el narcotráfico en la triple frontera y sus relaciones con la comunidad política. Esa noche, luego de varios tragos, bailes y confesiones, decidí invitarlo a la entrevista que —raudamente— se concretaría tres horas después. A partir de allí, me especialicé en investigación sobre narcotráfico y política.

¿Porqué cuento esto?, no solamente para alimentar mi ego, lo hago para revalidar mis conocimientos sobre el radicalismo, la casta política, sus relaciones con el narcotráfico y para que los lectores comprendan que un periodista peronista tal vez tenga mayor autoridad para hablar sobre ciertos temas que aquellos que se creen herederos de Leandro Alem.

Publicidad.

Llegué a Paraná por el Caso Cabezas investigando a Yabrán y al ministro Schiavoni y luego comencé a conocer el narcotráfico organizado entrerriano que llegó de la mano de Julio Godoy y sus 27 llamadas diarias a la policía de investigaciones. Me involucré en la investigación del asesinato de la secretaria del Juzgado Laboral 4 de Paraná, Dalma Otero y de la desaparición de Fernanda Aguirre. Años después y de oído, Daniel Enz escribiría sus libros novelescos.

Sergio Varisco era un yrigoyenista extremo y eso nos llevó a varias discusiones, sobre todo cuando tocábamos el tema de la libertad de expresión y él, sabiendo que yo había sido alumno de Roberto Tálice, editor de las secciones de Cultura y Espectáculos del diario Crítica —el diario de Botana— tenía una opinión formada sobre el segundo gobierno de Yrigoyen muy diferente a la que yo tenía, contada en primera persona por uno de los que pergeñaron la asunción de Uriburu y la caída del líder radical. Sergio ponderaba todas las virtudes de su primer gobierno que —indudablemente— era más populista que los atroces y fraudulentos años del conservadurismo. Yo, le reprochaba el cerco policial a la redacción de Crítica y le recordaba que ante eso, la limitación a la circulación de los periódicos impresos, los periodista leían las noticias por un megáfono, desde la terraza, que se podían escuchar hasta la costanera norte.

TAMBIÉN PODÉS LEER:   ¿VERDAD O CONSECUENCIA LARRETA?

A pesar de nuestras irreconciliables diferencias, yo fui Fiscal General en las elecciones de 2011 en Paraná (controlé mesas en la escuela del barrio Paraná XVI y en la escuela Centenario) y un sábado por la nochecita, 6 años después, en su oficina de la presidencia municipal, me confesó su problema cardíaco y su temor a operarse. Abajo, en el estacionamiento, me esperaba Mariano, un ex colaborador que había pasado por tres bypass y le aconsejé que no dudara, le di un beso en la mejilla (algo a lo que él no estaba acostumbrado) y me despedí para siempre, no sin antes recordarle que tenía infiltrado el estado municipal por gente vinculada al narcotráfico.

La vinculación de los narcos en el municipio de Paraná, no llegó con Sergio Varisco y tampoco se terminó con su muerte.

Publicidad.

La hipocresía de la familia política y judicial, es tan vergonzosa que hasta me cuesta asimilarla a mi, un periodista de calle que sabe, conoce y ha visto cosas que me propongo olvidar; día tras días, noche tras noche.

Griselda Bordeira y Pablo Hernández, estaban al tanto de todo esto incluso antes del 2011. Paraná toda sabía que Daniel Celis no solo vivía de comprar y vender autos. Pero también lo sabían Josefina Etienot, Emanuel Gainza, Rogelio Frigerio y hasta el mismo Macri y no les importó.

TAMBIÉN PODÉS LEER:   TRABAJADORES DE MEDIOS SOLICITARON SER VACUNADOS COMO PERSONAL ESENCIAL

Criminalizar solo a tres, dejando afuera a los demás partícipes necesarios, es un acto de hipocresía y de corrupción judicial. Uranga también lo sabía. Rogel, Troncoso, Carbó, Benedetti, Sabbioni, Kneeteman, De Angelis, y muchos más.

De lo que no tengo ninguna duda es que ni Sergio Varisco ni Pablo Hernández hubieran participado conscientemente de una operación de narcotráfico, ni siquiera de financiarlo. Tal vez pecaron de ilusos como todos los demás que nombré; como le sucedió a José Halle, a Blanca Osuna y como le está sucediendo a Adán Bahl: ¿o ustedes pensaron que los narcos se fueron?. No, no se fueron, ahora hasta tomaron el sindicato.

Publicidad.

Tampoco tengo dudas de que ésa fue una causa armada por Frigerio con el apoyo de Bullrich, Etienot, los servicios y lo peor del Poder Judicial.

Compartí la noticia

Más noticias destacadas

Entre Ríos

Se trató de un casamiento donde hubo más de 200 personas. Habría sido autorizado por la municipalidad.

Entre Ríos

Es empleada municipal y fue detenida junto a una psicóloga. Pertenecen a la Subsecretaría de Salud Comunitaria de la Municipalidad de Paraná.

Entre Ríos

Fue detenida con 50 kilos de marihuana junto a una Psicóloga de la capital entrerriana.

Entre Ríos

El exjefe de la Policía de Entre Ríos, se encuentra imputado por “abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor de edad”,...

Publicidad